About Plázida
Plázida es el primer espacio de coworking madrileño dirigido a la comunidad de los nómadas digitales.
Elegimos la comunidad de nómadas digitales porque nos gusta la filosofía “location agnostic” y las ganas de traspasar barreras y atreverse a seguir el camino menos transitado. Porque la nueva riqueza ya no es ganar mucho dinero sino la libertad de hacer lo que te gusta con tus propias reglas, de explorar y experimentar lo que significan otros lugares y otras culturas.
Queremos ayudarte en tu viaje vital, ofrecerte nuestra experiencia y nuestra escucha.
Si llevas a tus espaldas un vuelo de 20 horas, ¿no agradecerías que te fueran a buscar al aeropuerto? Si no sabes comunicarte con los locales en español, ¿no estaría bien aprender lo esencial para disfrutar de tu estancia? Si desconoces la ciudad, ¿no sería genial tener acceso a una Guía de Madrid pensada especialmente para tus necesidades? Si deseas viajar trabajando, tendrás que emprender el viaje ligero de equipaje y abierto a nuevas experiencias. Te haremos partícipe de nuestra receta Plázida para la felicidad: una comunidad de gente que te apoye, inspire y motive; ejercicio terapéutico, personalizado y consciente; comida sana, orgánica, nutritiva y sabrosa; reconectar contigo mismo, dar sin esperar nada a cambio y recibir con la misma intensidad.
Creemos que los espacios de trabajo abiertos promueven la interacción y la transparencia.
En ellos la gente se atreve a innovar sin pedir permiso y a crecer con el que está enfrente, con colaboración real y de forma espontánea y casual.
“Es importante para mí ver las perspectivas de otras personas sobre lo que hago y entender sus necesidades para poder servirles mejor. Así que, cuando mi negocio empezó a crecer supe que necesitaría un espacio donde pudiera interactuar con otras mentes creativas que estuvieran en una posición similar, pero no necesariamente en el mismo campo. En ese momento tuve la suerte de conocer a los anfitriones de Plázida y todo parecía encajar perfectamente. Plázida cuenta con las más bellas instalaciones en medio de hermosos jardines y edificios históricos. Y además son unos anfitriones increíblemente cariñosos. Es una gran elección para cualquiera que esté buscando un espacio para compartir miedos, ideas y logros.”

-Giovanna P. Girardi, Abogado especialista en propiedad intelectual para nómadas digitales. Coworker de Plázida

Cuando llegues a nuestro destino, queremos que experimentes algo parecido a volver a casa, un sitio que se preocupa por tu bienestar, por ayudarte a hacer un aterrizaje suave, que anticipa lo que necesitas porque se pone en tu lugar. Sin prisas, sin nervios, sin estrés. Un sitio del que quieras hablar y al que quieras volver. Que piense en tu bienestar, en tu salud, en tu desarrollo como persona y como profesional.
Los anfitriones de Plázida: Irene y Miguel
La vida ha hecho que nos encontremos en un momento en el que los dos necesitábamos un nuevo reto que nos motivara lo suficiente como para hacerlo realidad y decidimos emprender esta nueva aventura. Deseábamos ser un refugio deseable y amoroso para una nueva tribu de personas que eligen libertad y que no hay frontera que no quieran traspasar.

Irene ha dedicado la mayor parte de su carrera profesional a la consultoría de branding y en los últimos 7 años, con su proyecto personal, Grasp, a los emprendedores innovadores que quieren mejorar el mundo haciendo Marcas con sentido. Su fórmula Estrategia+Diseño+Corazón ha ayudado a dar a luz a pequeñas grandes marcas que simbolizan productos de los que construyen orgullo de pertenencia. Miguel ha sido editor de una revista técnica de aviación, Fly News, y organizador de grandes eventos.

A Irene le apasiona la interpretación. A Miguel la cocina y el yoga. A ambos el bienestar y la serenidad de disfrutar de la vida haciendo realidad su pasión y ayudando a otros para que se atrevan seguir su propio camino.
Y detrás de todo esto se esconde nuestro deseo de poner nuestro granito de arena para crear un mundo que nos guste más, más colaborativo, más abierto, más diverso, más honesto, más bello…Con pequeñas dosis diarias de microfelicidad emocional que es la que siempre está en nuestras manos provocar en los demás. Un tecito con unas galletas para comentar el día y hacer un pequeño break. Una sonrisa. Una broma. Un abrazo. Buen humor, buena energía, diversión. Humildad para reconocer que nos queda mucho por aprender y que siempre hay espacio para la mejora.
Bienvenido a Madrid. Bienvenido a Plázida.
Irene y Miguel.

Tus afitriones.

Escríbenos, estaremos 
encantados de ayudarte.

10 + 9 =