Aunque no hayas estado allí, has oído hablar de ella. Chueca es una de las zonas más conocidas de Madrid dentro y fuera de España. Pero sus calles en pleno centro de la capital esconden mucho más que bares y tiendas para la comunidad LGBTI. Te presentamos a una Chueca por descubrir, un barrio en efervescencia cultural donde la arquitectura, la gastronomía, la moda o la historia brillan con luz propia.

El Wall Street Journal lo define como «un distrito pintoresco». Un adjetivo acertado, pero, en realidad, Chueca no es un distrito de Madrid. De hecho, ni siquiera es un barrio. Es una zona que pertenece, junto a parte de Malasaña, al barrio de Justicia, dentro del distrito Centro de la capital. Pero se encuentra en un lugar privilegiado, cuyos límites dibujan una especie de octágono que delimita con Gran Vía, la calle Fuencarral o el Paseo de Recoletos, unas de las principales arterias de Madrid.

El punto de encuentro de Chueca, no obstante, es la plaza homónima en la que desemboca la línea 5 del metro. Se nombró así en honor a Federico Chueca, un reconocido compositor español del siglo XIX. Sin embargo, es en los 80 cuando el territorio bulle al ritmo de la Movida Madrileña. Entonces abren allí los primeros establecimientos que acogen de forma abierta a la comunidad gay. Ello le hizo pasar del anonimato al estrellato, atrayendo a madrileños y forasteros, que por primera vez podían ser ellos mismos al menos en esta parte de la ciudad.

View this post on Instagram

Chueca is a neighborhood of downtown Madrid, named after its main square, Plaza de Chueca. It is known as Madrid's gay neighborhood, and the rainbow flag is never very far away from you. [1] Plaza de Chueca was named after Spanish composer and author Federico Chueca. It was once quite a rundown neighbourhood of Madrid, however, the gay community has revitalised and helped change the trajectory of this barrio. If there's a celebration that has made Chueca famous, it's got to be the Gay Pride festivities, which are on every year from late June or early July and attract proud party people from all over the world. • • #Chueca #ChuecaMadrid #Madrid #Pride #LGBT #LGBTQ #Pride #GayPride #Culture #City #Neighbourhood #Mercadodesananton #España #Travel #Travelling #VisitMadrid #Placesofmadrid #lovemadrid #barriochueca #gaychueca #FedericoChueca #MadridHistory #buildings #rainbow #rainbowflag #chuecagay #metrochueca

A post shared by Plázida (@plazidacowork) on

Chueca destaca hoy en el mapa gracias a lo anterior, pero ya es mucho más que el barrio gay de Madrid. Bajo las banderas de arcoíris conviven modernos hoteles, tiendas gourmet, boutiques de moda independiente o restaurantes de comida eco y plant-based. Chueca es en la actualidad una de las zonas más a la última de la ciudad, un espacio que pierde el cariz castizo y se hace más chic.

Parte de esta evolución se debe a la tolerancia, Grindr o la gentrificación, como se advierte en un reciente artículo de la revista Yorokobu titulado Adiós, Chueca, adiós. «En Chueca cada vez hay más señores bien tomando el brunch y menos bares organizando orgías», destaca el texto. Normal si tenemos en cuenta que la sociedad ya no tienen por qué ir a Chueca para poder vivir abiertamiente su homosexualidad. Aún así, este céntrico sector madrileño sigue siendo el lugar más gay del mundo entre junio y julio, fecha del Orgullo. Pero el resto del tiempo, Chueca es ni más ni menos que un lugar perfecto para perderse por Madrid.

 

Los favoritos de Plázida

¿Puedes creer que en Chueca existe la versión vegana del cachopo? El restaurante Masa Madre ofrece en su carta el típico plato asturiano, solo que la carne y el queso se han sustituido por alternativas 100 % vegetales. Te animamos a probarlo junto a sus pizzas y postres veganos.

Mientras haces la digestión, puedes pasarte por Socks Market, una tienda que vende únicamente calcetines. Eso sí, los hay de todos los colores, las longitudes y estampados. Será imposible que salgas sin al menos un par de ellos, ¡ya verás! Al lado está Bee Beer, un pequeño local con mucho encanto especializado en cervezas y quesos artesanales. Te sugerimos que el aperitivo te lo tomes allí.

O, si lo prefieres, puedes degustar un tinto en el Mercado de San Antón. Este es uno de los imprescindibles de Madrid. Abrió sus puertas en 2011 y entre sus paredes conviven puestos tradicionales de verdura, fruta o pan y pequeños bares que te sorprenderán con su variedad de platos internacionales (entre los que se encuentran la cocina griega, la japonesa o los dulces más sosfisticados).

View this post on Instagram

One of our favourite places to go is the Mercado de San Anton. It opened its doors in 2011, and is now one of the jewels in Chueca’s crown, traditional markets and food stalls that will delight your senses, or relax and unwind on the terrace with a glass of your favourite Vino. Visit Chueca, and make sure you pop in to Mercado De San Anton. The market is spread across three floors, on the 1st floor, you will find stalls selling a wide range of products from cured meats to quality hamburgers and fruit and vegetables. The 2nd floor has a wine bar and 10 stalls where customers can taste and take away Greek dishes, Japanese food, seafood, sweets, milkshakes and juices. On the 3rd floor you can relax in Cocina de San Antón kitchen and eat your food from the stalls, or enjoy fine Spanish cuisine in the restaurant. • • #Chueca #ChuecaMadrid #Madrid #Pride #LGBT #LGBTQ #Pride #GayPride #Culture #City #Neighbourhood #Mercadodesananton #España #Travel #Travelling #VisitMadrid #Placesofmadrid #lovemadrid #barriochueca #comidamadrid #restarauntsmadrid #foodies #foodiesofinstagram #chuecagay #marketlife #economialocal #lovemadrid #loves_spain #productosnaturales

A post shared by Plázida (@plazidacowork) on

Otras joyas para paladares exquisitos y aventureros son El huerto de Lucas, La cocina del desierto o Zara, un restaurante cubano fundado en 1964. Los bibliófilos no querrán irse de las librerías PANTA RHEI y Nakama Lib, que cuentan con una cuidada selección de títulos y un personal amable con el que charlar sobre las últimas novedades. Además, los aficionados a las bellas artes querrán quedarse a vivir en la tienda-taller Jeco.

No importa tu orientación sexual. Si lo tuyo son la vanguardia y las tendencias, si «foodie» encaja en tu descripción o saboreas como nadie una buena caña, Chueca es tu sitio. ¡Redescúbrelo!